La recesión en la zona euro es inevitable según los economistas

Los hogares y las empresas en Europa se preparan para la posibilidad de un racionamiento de energía después de que Rusia redujera los envíos de gas a la región y ya se enfrentan a tasas de inflación récord y otros cuellos de botella en el suministro.

esgos de recesión en la zona euro alcanzaron su máximo nivel desde julio de 2020, a la luz de la reducción del consumo energético que puede causar el descenso económico, anticiparon los economistas encuestados por Bloomberg.

Los expertos evalúan en un 80% las probabilidades de recesión en la eurozona para el 2023 y esperan que la caída en Alemania tenga lugar durante el tercer trimestre de este año, por la gran contracción en las entregas de gas ruso al país europeo. Los hogares y negocios se ven obligados a disminuir su gasto de energía en un intento de combatir el aumento de la inflación.

En cuanto al proceso inflacionario, los economistas estiman que alcance  el 9,6%, es decir, casi cinco veces más de lo que espera el Banco Central Europeo (BCE) para el año próximo. Es poco probable que la tasa del 2%, pronosticada por el BCE como valor meta, se logre antes de 2024. Debido a esto, más de la mitad de los expertos encuestados opinan que el BCE tendrá que subir su principal tipo de interés en unos 75 puntos básicos después de su sesión en octubre.

Los funcionarios del BCE también muestran su inquietud acerca de los índices macroeconómicos de la zona euro. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, mostró determinación para contener la inflación. Asimismo, la semana pasada, el economista jefe del BCE, Philip Lane, constató que el aumento del principal tipo de interés que tuvo lugar en septiembre es «apropiado», pero en adelante la institución financiera tiene previsto suavizar su política monetaria.

Justificación

Los hogares y las empresas en Europa se preparan para la posibilidad de un racionamiento de energía después de que Rusia redujera los envíos de gas a la región y ya se enfrentan a tasas de inflación récord y otros cuellos de botella en el suministro. Las encuestas empresariales indican que la actividad se ha estado contrayendo desde julio, con pocas señales de mejora a corto plazo.

Si bien los funcionarios del BCE predijeron que la economía de la zona del euro solo se estancará, no se contraerá, cuando actualizaron la política monetaria este mes, han hecho sonar cada vez más la alarma sobre las perspectivas de crecimiento e inflación de la región.  Lagarde y sus colegas justificaron aumentos de tipos mayores como una señal de su determinación de controlar el crecimiento de los precios, aunque los economistas consideran que se les acaba el tiempo para tomar tales medidas.

Según la encuesta de Bloomberg, los economistas ahora ven que el BCE detendrá su ciclo de aumento de tasas antes, pero elevará las tasas de interés a un máximo del 2% para la tasa de depósito en febrero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad