EL PRIMERO DE LA MAÑANA | El carisma de Ayuso

Con Francisco Gómez Valencia

Mientras Abascal se escaquea de sus obligaciones en el Congreso haciendo ruedas de prensa/mítines para provocar que la Delegación del Gobierno de Sevilla lógicamente delimite los accesos para así hacerse otra vez las víctimas, la otra es vitoreada por las calles sin necesidad de montar numeritos.

En el Congreso muy bien aquellos que plantan cara a BILDU sin complejos y un «suficiente raspado» para un Casado previsible y repetitivo que con sus preguntas abiertas deja el carril despejado a Sánchez para que le caliente el morro una tras otra.