¿España puede?

Con Francisco Gómez Valencia

Seguramente, pero mejor cuando Sánchez y sus socios queden relegados a un segundo plano si es que España aguanta y su diversidad cultural lo permite.

Lo que está claro es que algo va cambiando y a algún populista ya no le llega la camisa al cuello, como escucharemos.

Sea como sea la amenaza impositiva gana enteros a la misma velocidad que Gabilondo y los de su calaña los pierden.