La exnovia de Elon Musk subasta fotos y regalos del CEO de Tesla y Space X

 ¿Cuánto vale un recuerdo? En la mayoría de los casos, la respuesta cambiará según quien lo guarde, y, para mucha gente, no valdrá nada porque no estuvo allí. Sin embargo, hay algunos recuerdos a los que se les puede poner un valor monetario y, aún más, pueden tener muchos pretendientes dispuestos a pagar mucho dinero. Hacia ellos apunta Jennifer Gwynne, la exnovia del actual millonario número uno del mundo, Elon Musk.


Quien fuera el amor universitario del actual CEO de Tesla lanzó una subasta de una serie de fotos con Elon Musk durante sus años en pareja en el sitio RR Auction, con sede en Boston, y espera ganar más de 10.000 dólares por el paquete completo. Interesados no faltan.

La subasta está disponible hasta el miércoles próximo, y quien la gane se quedará con un lote de 18 fotos en las que se ve a un Elon Musk muy joven, divirtiéndose con amigos o con la propia Gwynne tomando un trago.

Las fotos muestran a un Elon Musk muy joven junto a Gwynne

La historia de Elon Musk y Jennifer Gwynne

El actual CEO de Tesla conoció a Gwynne en 1994, cuando ambos eran consejeros residentes en el mismo dormitorio de estudiantes de primer año en la Universidad de Pensilvania. Gwynne recordó en diálogo con The Independent que Musk «comenzó siendo tímido y callado», lo cual era «su tipo». “Me ganó cuando me llevó comida una noche a mi habitación. Y nos volvimos pareja después de eso”, recordó.

La relación duró poco, apenas un año. Sin embargo, en ese tiempo la joven ya sabía que Musk tendría éxito. “Claro que era más joven, tal vez un poco menos fastidiado del mundo. Definitivamente brillante y visionario”, reveló. “O sea, habló sobre los autos eléctricos y la energía solar incluso en ese entonces, pero tenía una visión inocente al respecto de ‘así es como el mundo va a cambiar’”, rememoró.

Musk se mudó a California un año después de conocer a Gwynne

 

El romance terminó cuando Elon Musk se mudó a Palo Alto para estudiar en Stanford, mientras que Jennifer Gwynne se fue a estudiar a Londres. Según indicó Jennifer, poco después Musk oficializó su compromiso con Justine Wilson, su primera esposa.

Las fotos inéditas de Elon Musk

Pese al poco tiempo de relación, las fotos no faltaron. Algunas de las imágenes muestran a un joven Musk retratado solo o con amigos y Gwynne. La oferta mínima para cada foto es de 100 dólares. Entre los artículos caros se incluye una tarjeta de cumpleaños firmada por Musk, que ya tiene más de diez ofertas. La tarjeta dice: “Feliz cumpleaños Jennifer (alias, Boo-Boo) Con cariño, Elon”.

También hay un billete de un dólar firmado por el jefe de Tesla disponible para subasta, con un precio de 7.604 dólares y 27 ofertas.

Aunque los precios los dicta el sitio, Jennifer sabe que hay uno que vale más que todos. Al menos para ella. Es un collar de oro de 14 quilates que contiene una pequeña esmeralda verde, que según ella, proviene de la mina de esmeraldas del padre de Musk en Sudáfrica.

El collar es uno de los elementos de más valor para Gwynne

 

“(Elon) no es muy sentimental ni emotivo, así que cuando tuvo ese gesto tan romántico, significó mucho para mí porque estaba siendo vulnerable”, contó al medio citado. «Usé el collar durante varios años de forma intermitente, pero la mayor parte del tiempo ha estado en mi joyero durante los últimos diez años (siempre recordándome a Elon, por supuesto)», agregó.

El collar también viene con dos fotos, una de Musk y Gwynne con la madre de Musk, la modelo Maye Musk, y otra de Musk y Gwynne en una ceremonia de fin de año en 1995.

La tarjeta escrita por Musk, el objeto más buscado

 

«Cuando fuimos a visitar a la madre de Elon en Toronto durante las vacaciones de Navidad de 1994, Elon me dio tanto la pequeña nota de ‘amor, amor, amor’ como el collar«, dijo Gwynne en el comunicado de RR. «Su madre tenía varios de estos collares en un estuche en su dormitorio, y Elon me dijo que eran de la mina de esmeraldas de su padre en Sudáfrica. Sacó uno del estuche. Y porque no le había regalado nada como regalo de Navidad (y me sentí muy culpable por eso), dijo que consideraríamos el collar como un regalo anticipado de cumpleaños para mí».

La admiración por Musk permanece

Si bien Jennifer Gwynne y Elon Musk no hablaron desde que su separación en 1995 y se casaron con diferentes personas: en el caso de Musk, dos personas, mientras que tuvo al menos diez hijos de tres mujeres. Aún así, ella todavía tiene algunas palabras de sabiduría para el hombre que conoció hace 28 años.

“La certeza de Elon en la cuestión de negocios, tecnología y planes grandes y grandiosos no se traduce bien en las relaciones”, dijo Gwynne. “Sé que no necesita mi opinión, pero creo que necesita ceder un poco porque si va a encontrar a esa pareja que obviamente está buscando, tendrá que ceder y no estar siempre a cargo”, concluyó.

Gwynne también subasta un dólar firmado por Elon Musk

 

Una parte de los fondos se donará a CARE, una organización de rescate de animales en Lexington, Carolina del Sur. Los fondos restantes se utilizarán para ayudar a pagar la matrícula universitaria de su hijastro de 13 años. El recuerdo, en cambio, quedará donde siempre estuvo: con Jennifer. Aunque, esta vez, con unos cuántos dólares más.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad