julio 24, 2024
NOTICIAS

La luz sube un 47% y junio se convierte en el mes más caro de la historia

El mercado mayorista no ha bajado en ningún día de los 68 euros. La mayoría de ellos ha estado por encima sobre los 80 euros, con picos realmente alarmantes, como los 100 euros el megavatio/hora alcanzados entre las 20.00 y las 22.00 horas del martes.

La nueva factura de la luz ha llegado con mucha confusión y precios disparados. El mercado mayorista, tres veces más caro que el año pasado, ha elevado un 47% el recibo medio en la primera quincena de junio respecto al mismo periodo de 2019. Entonces un hogar ‘tipo’ -entendido como tal el formado por una pareja con dos hijos, una potencia contratada de 4,4 kW y 3.900 kWh anuales de consumo- pagó 26,87 euros. Ahora desembolsará casi 40 euros (39,58), según el simulador de la factura de la luz de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Si se extrapolan al mes completo esos precios el recibo del usuario medio sufriría una subida de 27,5 euroscon respecto al que pagó hace un año; y se situaría en 88,11 euros (impuestos incluidos). De esta manera, junio apunta a la segunda factura más cara de la historia en España, teniendo por delante sólo los 88,66 euros de media del primer trimestre de 2012.

Ambos periodos no son comparables de una forma cien por cien homogénea, ya que para junio de 2019 se ha tomado en consideración el ya extinto contrato 2.0A. Es decir, con un único tramo tanto para el término de potencia como para el de energía. El día 1 de este mes entró en vigor la nueva tarifa, con dos periodos de potencia y tres de energía. Para realizar el cálculo comparativo se han distribuido los kilovatios consumidos (163 kW) entre los periodos punta, valle y llano conforme a la proporción estimada por la CNMC: un 29%, un 45% y un 26% respectivamente.

El recibo de esta primera quincena de junio es un 14% más barato en el término de potencia (5,94 euros frente a 6,93 el año pasado) ya que la nueva tarifa divide este concepto en dos tramos, el segundo de ellos (por las noches y todas las horas de fines de semana y festivos nacionales) muchísimo más económico que el primero. Sin embargo, el precio de los kilovatios consumidos (término de energía) alcanza los 39,58 euros, 12,71 más que el pasado año. Es decir, casi un 80% más caro.

Es casi imposible saber hasta qué punto la nueva estructura de la tarifa ha influido en el encarecimiento del recibo, puesto que los precios del mercado mayorista -que determina lo que se paga en concepto de energía- son completamente distintos en los periodos comparados. El año pasado -uno de los más baratos de la historia- el ‘pool’ marcó en la primera quincena de junio una media de 27,47 euros el megavatio/hora (€/MWh). Sin embargo, en la de este año se ha disparado hasta los 81,50 €/MWh. Es decir, tres veces más caro.

El mercado mayorista no ha bajado en ningún día de los 68 euros. La mayoría de ellos ha estado por encima sobre los 80 euros, con picos realmente alarmantes, como los 100 euros el megavatio/hora alcanzados entre las 20.00 y las 22.00 horas del martes.

Si sigue en esta dinámica, el ‘pool’ de junio se convertirá en el más caro en lo que va del año. La explicación de este encarecimiento es la misma de las últimas semanas: el precio del gas natural está totalmente disparado en los mercados nacionales. Se trata de la materia prima con la que producen electricidad los ciclos combinados, que son los que están marcando el precio marginalista del mercado en buena parte de las horas del día.

A esto hay que sumar la cotización de los derechos de CO2, los que compran las compañías para poder emitir gases contaminantes, que está ya por encima de los 51 euros por tonelada. Hace un año rondaba los 20 euros. La mayor demanda de los meses veraniegos -cuando se ponen a funcionar los aparatos de aire acondicionado- y la tradicional ausencia de viento en estos meses no hacen vislumbrar un abaratamiento de la electricidad a corto plazo.

Así, los futuros del mercado eléctrico, donde se negocian los costes del sistema a corto, medio y largo plazo, apuntan a unos precios que continuarán disparados las próximas semanas. Quizá no lleguen a los 100 euros del pasado martes, pero no se prevé que desciendan mucho más de los 80 euros el megavatio/hora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad