Las federaciones islámicas piden saltarse el confinamiento en Ramadán

La Asociación Watani para la Libertad y la Justicia, que agrupa a la comunidad musulmana de Lérida, ha pedido formalmente al ayuntamiento de la ciudad poder saltarse el toque de queda nocturno durante los 30 días que dura el Ramadán. La celebración religiosa empieza el próximo martes 13 de abril y finalizará el miércoles 12 de mayo.

Según ha explicado a través de un comunicado el presidente de la entidad musulmana en Lérida, Mourad El Boudouhi, algunos de los rituales del Ramadán duran hasta altas horas de la noche, más allá de las 22.00 horas estipuladas para el toque de queda. Las restricciones afectan en principal medida al Suhur, que es la primera comida antes del amanecer y a la oración del Isha, que es una de las cinco oraciones obligatorias y se lleva a cabo por la noche.

En el mismo comunicado dirigido al alcalde de Lérida, Miquel Pueyo, la Asociación solicita que se les autorice para «poder ir a rezar en los centros de culto, respetando el límite de aforo permitido, después de las 22.00 horas como excepción durante el mes de Ramadán».

También la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) ha emitido un comunicado en relación a los preceptos que deben cumplir los fieles durante este mes y sus posibles incompatibilidades con las actuales restricciones establecidas con motivo de la actual situación sanitaria. La FEERI ha instado las administraciones autonómicas, locales así como a la autoridad pública que corresponda, «acordar y coordinar las posibles aperturas y cierres excepcionales durante el sagrado mes de Ramadán» de los lugares de culto para la comunidad musulmana en España.

Esta petición la han realizado por la posible incompatibilidad entre la hora de algunos de los rezos, que deben cumplir los musulmanes durante este mes de Ramadán, y que «coinciden con la franja del toque de queda en algunos lugares de España». Estos preceptos serían los que se producen con el alba (‘Fasr’) y con el comienzo de la noche (‘Magreb’) o también el rezo de la noche (‘Isha’).

Asimismo la FEERI ha pedido que, de igual modo, que en la misma franja horaria mencionada «existe cierto movimiento de personas por trabajos nocturnos que, a juicio de todos, no afecta en absoluto a la seguridad ciudadana general ni perturba el bienestar común».