febrero 22, 2024
NOTICIAS

Pakistán: Piden la pena de muerte para un niño de 8 años por orinar en una biblioteca

Los cargos de blasfemia presentados contra un niño han conmocionado a los expertos legales, quienes dicen que la medida no tiene precedentes. Nadie tan joven ha sido acusado de blasfemia antes en Pakistán.

Un niño de ocho años hindú está siendo juzgado por orinar en una biblioteca islámica y se enfrenta a la pena de muerte en Pakistán. El niño está acusado de profanar intencionalmente un seminario en la ciudad de Bhong, en Punjab, al orinar en su biblioteca, a pesar de que «no estaba al tanto de esos problemas de blasfemia», explica su familia.

Su familia ahora se ha escondida, igual que muchos de su comunidad hindú en el distrito de Rahim Yar Khan, que han huido después de que una multitud musulmana tomara represalias atacando al templo hindú.

El niño estuvo encarcelado durante una semana después de que un clérigo del seminario le dijera a la policía que encontró a un joven hindú en el edificio orinando en el suelo el 24 de julio.

En una entrevista a The Guardian desde un lugar no revelado por motivos de seguridad, un miembro de la familia afirmó: “Él [el niño] ni siquiera está al tanto de tales problemas de blasfemia y ha sido engañado falsamente en estos asuntos. Todavía no comprende cuál fue su crimen y por qué lo mantuvieron en la cárcel durante una semana», lamenta.

“Hemos dejado nuestras tiendas y nuestro trabajo, toda la comunidad está asustada y tememos una reacción violenta. No queremos volver a esta zona. No vemos que se tome ninguna acción concreta y significativa contra los culpables o para proteger a las minorías que viven aquí «, señala.

Los cargos de blasfemia presentados contra un niño han conmocionado a los expertos legales, quienes dicen que la medida no tiene precedentes. Nadie tan joven ha sido acusado de blasfemia antes en Pakistán.

De todas formas, las leyes sobre la blasfemia se han utilizado de forma desproporcionada en el pasado contra las minorías religiosas en Pakistán. Aunque no se han llevado a cabo ejecuciones por blasfemia en el país desde que se introdujo la pena de muerte para el crimen en 1986, los sospechosos a menudo son atacados y en ocasiones asesinados por turbas.

Ramesh Kumar, un legislador y jefe del Consejo Hindú de Pakistán, explica que «el ataque al templo y las acusaciones de blasfemia contra el menor de ocho años me ha dejado realmente conmocionado. Más de un centenar de hogares de la comunidad hindú han sido abandonados por temor a un ataque».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad