Sánchez y su talante religiosamente indultario

Con Francisco Gómez Valencia

Los juristas alucinan en colores pues la propuesta se basa en un «y si que», es decir, y si nos creemos que serán buenos pues los indultamos. Aunque ellos solo quieran la amnistía para seguir delinquiendo mientras ahora prometen que lo volverán a hacer. El coste político será de tal envergadura, que Iván Redondo asume tirarse por el barranco con Sánchez como muestra de gratitud. Sin duda a ambos no les faltará trabajo como palanganeros de algún dictadorzuelo como hace ZP.

La sociedad civil mientras vela armas hasta el 13J y Casado se alinea al discurso de la antiglobalización pero solo mientras visita Soria, ya que es firmante de la agenda 2030.