Teatro de arrastre en el Liceo de Barcelona

Con Francisco Gómez Valencia

Nadie lo quiere y nadie lo cree. Llegó en silencio, le boicotearon el discurso, acabó y se marchó como llego. Sin convencer a nadie porque nadie se lo traga y menos los «indepes» sin complejos y los empresarios que los financian y ahora además ponen el cazo porque Sánchez paga. Su comparsa Junqueras respira tranquilo, pues la cuenta está saldada y el acuerdo finiquitado. Desde el «falsete» de detrás del biombo en Ferraz, el odio le ha llevado a donde está con estos compañeros de viaje, y por ello y traidor será recordado. Nada cambiará salvo que 9 delincuentes definitivamente seguirán viviendo a cuerpo de Rey por su ensoñación de España.

Casado y la oposición ojipláticos, ven como es increíble pero cierto.

Veremos los recursos si es que proceden.