Un Nivel de Inteligencia Mínimo

Por Alfredo Urdaci

En una sociedad que desayuna, come y cena ideología, lo que menos interesa son los efectos que producen las leyes que se aprueban. El mundo está ahí fuera para que se parezca a los afanes de la izquierda. El revolucionario hace las leyes o las deroga, y espera sentado a que su gran obra modele la sociedad a su gusto y capricho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad