El Instituto de Política Social pide «no criminalizar» a los jóvenes por los rebrotes de la pandemia

El Instituto de Política Social ha pedido que "no se criminalice" a los jóvenes, acusándoles de ser culpables de los rebrotes de la pandemia de la Covid-19, y considera que, por el contrario, son "los más perjudicados" de la misma.

«Los jóvenes no somos los enemigos, al revés, hay un futuro desolador para nosotros, no hay esperanzas sin arriesgar y los jóvenes están arriesgando todo por luchar contra este virus. Los jóvenes somos los más perjudicados, ¿Qué futuro nos aguarda?, no lo sabemos, es una incertidumbre que ha hecho que más del 50% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y 35 hayan caído en una depresión muy seria», ha subrayado el presidente del IPSE, Pablo Hertfelder García-Conde.

Según ha indicado, la juventud ha sido «martirizada» al ser acusada de ser culpable de los rebrotes de la Covid-19, algo que es «injusto», a su juicio, ya que defiende que los jóvenes han «respetado» las normas impuestas por el Gobierno.

«Debe haber un compromiso inmediato, por parte de los poderes públicos con nosotros. Los jóvenes hemos cumplido, no salimos por las noches, respetamos los toques de queda, incluso sabiendo que somos jóvenes y tenemos ganas de salir de fiesta con nuestros amigos, hemos respetado y entendido que no es el momento», ha sentenciado Hertfelder.

También ha criticado que «se prestan más ayudas a los menores extranjeros no acompañados, que a aquellos que quieren trabajar, sembrar un futuro, en un mundo totalmente destrozado, económicamente, socialmente y culturalmente».