Estatua de Franco en Melilla

Por Enrique de Vivero

Los Españoles somos muy dados a destruir e ignorar nuestra historia .Ayer día 23 F la asamblea de Melilla aprobó la retirada de la estatua dedicada al Comandante Franco, erigida en recuerdo de la llegada de las tropas de La legión a Melilla en Julio de 1921.La llegada de estas unidades legionarias supuso para los ciudadanos de Melilla la salvación de caer en las garras de las tropas de Abdel Krim.

La aplicación politizada de la Ley de Memoria Histórica no tiene reparos en querer borrar la historia y la gesta de los bravos legionarios que con su presencia evitaron que Melilla dejase de ser Española. Cuando se cumplen 100 años del desastre de Annual asistimos a una prueba más del sectarismo imperante hoy día en España.

La estatua dedicada al Comandante Franco como Jefe de la I Bandera de legión se erigió en el año 1978,ya había muerto Franco, para recordar el reconocimiento a los legionarios que acudían en defensa de Melilla muy gravemente amenazada por los rebeldes de Abdel Krim.

Quizá la próxima genialidad de nuestros gobernantes será quitar o suprimir las unidades legionarias porque sus fundadores fueron Millán Astray y Franco

En Francia, en París concretamente, vemos estatuas dedicadas a Napoleón en los Inválidos y a ningún Francés se le ocurre pedir su retirada porque Napoleón fuese un dictador y diese un golpe de estado a su vuelta de la Isla de Elba, donde estaba confinado.

Se ve que los Españoles somos diferentes. El parlamento Europeo ya señaló en su día en una resolución condenatoria de los regímenes nazistas y estalinistas, y la anomalía que suponía que en determinados países se dediquen calles y monumentos a personas que participaron de estas ideologías.

España es uno de esos países donde vemos en sus calles y plazas los nombres de dirigentes que practicaron esta ideología totalitaria. La escusa que se ha dado es que esa resolución no es vinculante, que pobre disculpa la de nuestra clase política.

Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.

ENRIQUE DE VIVERO
Enrique de Vivero (Tetúan, 1950) es coronel de la Legión. Ha ocupado distintos destinos en Cuerpos de Élite del Ejercito, entre ellos fue designado por el Ministro de Defensa Coronel del Primer Tercio de la Legión de la Guarnición de Melilla. En el extranjero destacan, su paso por El Salvador, en la Misión para mantenimiento de la paz de Naciones Unidas “ONUSAL” (1992-1993), Argentina, en la Escuela Defensa nacional (1998) y finalmente en Brasil donde fue Profesor de la Escuela de Estado Mayor y Oficial de Enlace (2005 a 2008). En su haber tiene otorgadas entre otras, la Placa de la Orden de San Hemenegildo, Cruz al Mérito Naval, Medalla de la Defensa Nacional Categoría Oro del Ejército Francés, Medalla del Pacificador del Ejército Brasileño, Medalla ONUSAL de las Naciones Unidas y Medalla de la Paz de Marruecos. Es autor de varias publicaciones sobre geopolítica, entre ellas para la Revista Internacional de Defensa y la Revista Extoikos; habla inglés y portugués.