La izquierda supura

Con Francisco Gómez Valencia

Si matan los padres «sentimos tu dolor y te abrazo hermana», pero si los matan las madres ellos ni existen. Dejarse de violencia vicaria y demás basura mental, son filicidios, es decir, muertes violentas que un padre o una madre dan a un hijo/a.

Envueltos en esta morbosa cuestión también nos acusan a los de Colón de odiar a los catalanes, y nos exigen que pidamos perdón a los delincuentes, quizás como hacen algunos futbolistas en la Eurocopa, arrodillándose ante la ideología marxista del movimiento BLM, mientras su líder se ha hecho millonaria.

No caigan, los medios nos lo cuentan siguiendo instrucciones de quién los subvenciona. Nos cuentan su relato.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad