La Ley del embudo

Con Francisco Gómez Valencia

Salieron los 9 y no tardaron ni un minuto en recordar que lo volverán a hacer. Sánchez mientras tanto en el Congreso seguía con la matraca de la concordia y la utilidad pública, a la vez que su Vicepresidenta Calvo insultaba a la oposición. Que buena es la concordia cuando te interesa para mantenerte en la pomada o para algo más -veremos-. Sus socios muy contentos disfrutan con un Estado de derecho débil y temeroso gracias a las minorías y la Ley Electoral. La concordia se reparte según la Ley del embudo y lo controlan 4 indeseables y un TRAIDOR.