Los mejores hoteles de Budapest

Por Yolanda Couceiro Morín

Hungría, uno de los países más interesantes desde el punto de vista arquitectónico del planeta, exhibe una fiesta de edificios art nouveau, barrocos, neoclásicos, medievales y romanos, algunos de los cuales sirven como alojamiento para los visitantes. El otro gran atractivo nacional son sus más de 300 fuentes termales. Beneficiosas con fines medicinales, terapéuticos y recreativos, estas antiguas casas de baños y sanatorios son un lugar maravilloso para relajarse y, literalmente, empaparse de la cultura local. En las diferentes ocasiones en las que he estado en Budapest me he podido alojar en los que creo que hoy son los mejores hoteles. Son estos:

Hotel Corinthia Budapest

La elegancia del Corinthia comienza con una fachada neoclásica que se abre a un vestíbulo de mármol cremoso y una escalera que llama la atención. Limpios y sencillos, los atrios de cristal y el mármol claro le dan a este hotel de lujo una sensación de amplitud y espacio. Beneficiándose de una ubicación privilegiada en el Gran Bulevar, el Corinthia ofrece una base conveniente desde donde explorar Budapest, así como un alojamiento agradablemente sofisticado y confortable. Los huéspedes pueden disfrutar de las instalaciones de un Royal Spa con una impresionante piscina de columnas corintias, saunas finlandesas, bañeras de hidromasaje, sala de vapor y un menú completo de tratamientos junto con una barra de zumos complementaria. También hay un gimnasio abierto las 24 horas. Cuatro restaurantes ofrecen una selección internacional de menús y hay música y entretenimiento en varios lugares, desde música folclórica en vivo en The Brasserie hasta música de piano en Le Bar. El Orfeum Club ofrece espectáculos de cabaret por la noche durante el verano.

Kempinski Hotel Corvinus Budapest

Ubicado en el centro de las zonas turísticas clásicas de Vörösmarty tér y Váci utca, el Kempinski Corvinus es un hotel moderno de piedra y vidrio de líneas rectas, muy diferente a la mayoría de los hoteles de lujo de Budapest que se encuentran en mansiones reformadas del siglo XIX. Las habitaciones son cómodas, luminosas y espaciosas con algunos toques art decó. El ocio, el placer y la cultura ocupan un lugar destacado en la lista de comodidades. El entorno moderno incluye un paseo en la planta baja con tiendas, una cafetería, una tienda de delicatessen y una pequeña galería con artistas nuevos y jóvenes. Puede relajarse en la sala de estar en un cómodo sofá con un libro o asistir a uno de los conciertos habituales de los sábados por la noche. El spa está equipado con una piscina con chorros de agua, una sauna finlandesa, baños de vapor, un gimnasio y ofrece una amplia gama de tratamientos.

Hotel Aria Budapest

 

A 15 minutos de Váci utca y a la sombra de la Basílica de San Esteban, el Aria es un hotel de lujo con una excelente ubicación y un servicio de primera. Puedes adivinar por el nombre que hay un fondo musical en este hotel de primer nivel. La entrada y el vestíbulo tienen una alfombra de teclado, claves de sol y violines que cuelgan de los techos y accesorios de iluminación, y cada ala está inspirada en un género musical diferente y cada habitación está dedicada a un artista diferente, desde Liszt hasta Louis Armstrong. Los huéspedes pueden relajarse en el spa con una hermosa piscina, baño de vapor, sauna, gimnasio y variedad de tratamientos. Para comer y beber recomiendo el restaurante Stradivari, el bar y biblioteca Satchmo’s y el jardín musical.

Four Seasons Hotel Gresham Palace

Una de los grandes hoteles de lujo de Budapest, The Four Seasons Gresham es una impresionante obra maestra del Art Nouveau a orillas del Danubio, en el extremo este del famoso Puente de las Cadenas. El vestíbulo con vidrieras y mosaicos, alfombras gruesas, columnas, candelabros y oro, todo más que insinuación de lujo palaciego y las habitaciones espaciosas y elegantes con baños de mármol negro y chocolate. Los huéspedes pueden ser mimados en el centro de bienestar bellamente decorado que incluye una piscina de borde infinito, spa de tratamiento completo, sauna, baño de vapor y sala de relajación. El té de la tarde se sirve en el vestíbulo y puede optar por cenar en la brasserie contemporánea o en el bar situado en el histórico Peacock Passage.

El Ritz-Carlton Budapest

Una espléndida combinación de la elegancia de épocas pasadas con los estándares de servicio moderno y la hospitalidad caracterizan a este hotel de lujo con una ubicación céntrica cerca de las principales atracciones y áreas comerciales de Budapest. Las habitaciones son contemporáneas con esquemas de colores neutros y hay un «Hungaricum» que muestra varios temas, como el cubo de Rubik inventado en el país en 1974. El gran edificio del siglo XIX alberga un spa con una hermosa piscina, un gimnasio abierto las 24 horas, sauna y baño de vapor , suites termales, jacuzzi y menú completo de tratamientos. Cocina húngara en el restaurante, de manera menos formal en el salón y en el bar los mejores cócteles que son ideales después de un día de turismo.

New York Palace, The Dedica Anthology

Terminado en 1894, el New York Palace es uno de los edificios más elegantes de Budapest. Con una combinación armoniosa de lo clásico y lo moderno, el interior del hotel tiene espacios públicos amplios y opulentos con toneladas de mármol, columnas ornamentadas y dorados. Las habitaciones son amplias con accesorios y comodidades modernas. Una vez  fue el centro de la vida literaria en la ciudad, la planta baja es ahora el New York Café, una verdadera fiesta de la belle époque con su ornamentada decoración de columnas de mármol tallado, frescos y estatuas doradas y aromas de excelente café. La grandeza continúa en el spa de lujo, glorificado por innumerables cristales de Swarovski y equipado con piscina, jacuzzi y sauna. También hay una sala de fitness independiente.