Cataluña: 154 funcionarios de prisiones agredidos en el primer semestre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), el sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha denunciado en un comunicado que se han agredido 154 funcionarios de prisiones en el primer semestre de este 2020.

Después de que haya habido tres internos muertos y un funcionario agredido en Brians 2 coincidiendo con el reinicio de las comunicaciones familiares a pesar de la segunda ola de contagios por coronavirus, el sindicato expone que «un total de 154 funcionarios fueron agredidos y/o amenazados en el transcurso de su trabajo». «De ellos, 25 requirieron baja médica a consecuencia de una agresión, sumando un total de 528 días de baja laboral», añade.

«Lo más destacable -subraya- son las elevadas cifras de agresiones en el Centro Penitenciario de Brians 1 (con un total de 60, con una gran diferencia sobre el resto de centros), seguido por Brians 2 (con un total de 24, que hoy en día se eleva a 30, y que duplica las cifras del año anterior en el mismo periodo)».

La CSIF exige a la Subdirección de Recursos Humanos de los servicios penitenciarios catalanes que «tome las medidas necesarias para paliar el déficit de personal que sufre Brians 2, el centro más grande de toda Cataluña, y los otros centros penitenciarios catalanes».

En este sentido, remarca que Brians 2 tiene «un déficit de 42 trabajadores». «Desde principio de año, 30 funcionarios del centro de Brians 2 han sido agredidos y 28 han sufrido tentativas de agresión. Actos documentados y corroborados por funcionarios y servicios médicos, hechos objetivos documentados con informes médicos y que a veces suponen la baja médica del trabajador/a».

Finalmente, dice que «estos hechos no pueden ser etiquetados como algo que en nuestro sueldo, no se pueden seguir permitiendo y manteniendo ratios de 1 funcionario por 33 internos». «Una gestión así es peligrosa y negligente, y que juega claramente con la seguridad de sus trabajadores», sentencia.