Discoteca prohíbe mirar a otras personas sin consentimiento previo

Desde el local australiano aseguran que "la creación de un espacio seguro va más allá de la implementación de prácticas para hacer frente a los incidentes después de que hayan ocurrido", por ello se ven en la obligación de "educar a los nuevos asistentes y ayudarlos a comprender lo que se considera un comportamiento inaceptable dentro del lugar y en la pista de baile".

Se acabó lo de mirar fijamente a alguien para llamar su atención dentro de esta discoteca australiana. Este local llamado Club 77, localizado en Sídney ha cambiado su política sobre la seguridad y el acoso, anunciando que se expulsarán del recinto a las personas que sean sorprendidas mirando a otras fijamente, sin un consentimiento previo.

«Desafortunadamente, el club ha contado con algunas personas que no comparten nuestros valores y ética en lo que respecta a la cultura, el consentimiento y el acoso», comienza el comunicado que ha publicado el equipo de la discoteca en su cuenta de Instagram.

Desde el local australiano aseguran que «la creación de un espacio seguro va más allá de la implementación de prácticas para hacer frente a los incidentes después de que hayan ocurrido», por ello se ven en la obligación de «educar a los nuevos asistentes y ayudarlos a comprender lo que se considera un comportamiento inaceptable dentro del lugar y en la pista de baile».

Esta discoteca es un espacio seguro para todo el mundo y si quieres ligar con alguien en ella, más vale que sea con el previo consentimiento de la otra persona, pues unas cuantas miradas pueden ser suficiente para ponerte de patitas en la calle. Todo estará bajo control en la discoteca, la cual contrató un equipo de seguridad al que poder transmitir tus quejas, vestidos con un distintivo chaleco rosa y que estarán disponible toda la noche.

«Si recibimos informes de cualquier comportamiento que haya hecho que alguien se sienta incómodo, la persona denunciada será retirada del local y se llamará a la policía», dice el comunicado.

Una medida que ha generado disparidad de opiniones, dividiéndose entre aquellos muy de acuerdo con las políticas de seguridad y aquellos totalmente en contra. Las personas a favor que frecuentan el local aplaudieron la decisión dejando ver comentarios como:  «Gracias por mantener la seguridad del cliente como prioridad» y «Respaldando esto al cien por cien».

Sin embargo, como informamos, estos cambios no han caído en gracia de todo el mundo, siendo muchos los críticos de la nueva medida de seguridad que, para ellos, limita demasiado la interacción social en la discoteca: «Que descanse en paz la interacción social», «La estupidez de estas normas garantizará que los únicos clientes que asistan a este club sean la generación millenial«, «Tenéis que estar bromeando. Entonces, si miras a alguien por accidente, podrían echarle».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad