Un distrito de Missouri reinstaló el castigo corporal en las escuelas

Afirman que la decisión llegó después de que muchos padres pidieran una alternativa a la suspensión. Los castigos serán con una "fuerza razonable" y testigos

Un distrito escolar al suroeste de Missouri, Estados Unidos, anunció que restablecerá el castigo corporal con una paleta para sus alumnoscon el permiso de los padres, que pedían una alternativa a la suspensión.

El Distrito Escolar de Cassville, que tiene alrededor de 1.900 alumnos, está inserto en una «comunidad muy tradicional», y hace mucho tiempo que los padres preguntaban por qué no se podía aplicar el castigo corporal si hasta hace 2001 era posible en la zona.

“Las quejas que escuchamos de algunos de nuestros padres es que no quieren que sus estudiantes sean suspendidos. Querían otra opción”, contó la superintendente escolar de Cassville, Merlyn Johnson, a Springfield News-Leader. «Los padres dijeron: ‘¿Por qué no puedes golpear a mi hijo?’, y les contestamos: ‘No podemos castigar a su niño, nuestra política no apoya eso'», recordó. «Hubo una conversación con los padres y solicitudes para que lo investiguemos», agregó.

Finalmente, la junta escolar acordó en junio aplicar el castigo corporal. «Esta fue solo otra opción que podríamos usar antes de llegar al punto de la suspensión”, aclaró Johnson. Así, los maestros implementarán el castigo corporal como «último recurso» si otras medidas disciplinarias no funcionan.

En Cassville, los miembros del personal emplearán «fuerza física razonable»sin «posibilidad de lesiones o daños corporales», en presencia de un testigo, de acuerdo con la nueva política. Un maestro o director también debe enviar un informe al superintendente explicando el razonamiento detrás del castigo.

Los padres que quieren que sus hijos sean golpeados pueden firmar un formulario de suscripción proporcionado por la oficina de la escuela. Todavía no está claro cuántos padres permitirán que golpeen a sus hijos, ya que los formularios se enviaron el miércoles durante la jornada de puertas abiertas y que debería «tener un número más adelante en la semana», informó Springfield News Leader.

El castigo corporal en Estados Unidos

Aunque la decisión fue noticia, el castigo corporal no es una práctica poco común en Estados Unidos. De hecho, los » azotes u otras formas de castigo» son legales en escuelas públicas en al menos 18 estados del país, según datos de la Asociación Nacional de Derechos de la Juventud.

También está permitido en escuelas privadas en todos los estados, excepto Iowa y Nueva Jersey.  En Carolina del Norte es legal, pero cada condado prohibió la práctica individualmente.

¿Por qué está permitido? Todo se debe a una decisión de la Corte Suprema de 1977  llamada Ingraham v. Wright, en la que el tribunal superior dictaminó que el castigo corporal en las escuelas públicas era constitucional, dejando que los estados decidan si lo permiten. Irónicamente, la Constitución  estadounidense ya no permite el castigo corporal judicial, y hasta la mayoría de las prisiones tienen prohibidos varios castigos corporales contra los reclusos.

«Tuvimos personas que realmente nos lo agradecieron«, dijo Johnson al Springfield News-Leader. «Sorprendentemente, los que están en las redes sociales probablemente se horrorizarían al escucharnos decir estas cosas, pero la mayoría de las personas con las que me he encontrado me apoyaron», concluyó.

El riesgo del castigo corporal para los niños

Un estudio de 2016 estima que más de 160.000 niños, desde preescolar hasta el grado 12, en los estados donde es legal están sujetos al castigo corporal escolar cada año. Otros informes sugieren que el número puede ser un poco más bajo, ya que la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación informó que más de 106.000 niños fueron castigados físicamente en las escuelas públicas durante el año escolar 2013-14.

Tanto la Academia Estadounidense de Pediatría como la Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente (AACAP, por sus siglas en inglés) se oponen al uso del castigo corporal en la escuela y apoyan la legislación que lo abolirá en todos los estados. Citan investigaciones que muestran cómo el castigo corporal puede ser perjudicial para los niños.

«El castigo corporal le indica al niño que una forma de resolver los conflictos interpersonales es usar la fuerza física e infligir dolor. Dichos niños pueden, a su vez, recurrir a ese comportamiento ellos mismos», afirma la AACAP en su sitio web. «También pueden no desarrollar relaciones seguras y de confianza con los adultos y no desarrollar las habilidades necesarias para resolver disputas o ejercer la autoridad de manera menos violenta». Además, concluye: «Los adultos que humillan a los niños y los castigan con fuerza y dolor a menudo causan más daño de lo que previenen«.

Por su parte, las Naciones Unidas consideran que el castigo corporal es una violación de los derechos humanos. La Convención sobre los Derechos del Niño de la organización internacional insta a los países a prohibir la práctica. “En cualquier otro contexto, el hecho de que un adulto golpee a otra persona con una tabla… se consideraría agresión con un arma y sería punible en virtud del derecho penal”, escribieron las investigadoras Elizabeth T. Gershoff y Sarah A. Font sobre el castigo corporal en un estudio de 2016.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad