abril 25, 2024
NOTICIAS

Hablamos Español critica la nueva Ley vasca de Educación

Para Lago, el proyecto de Ley de Educación es «maquiavélico» y cree que presenta «falta de empatía» porque su asociación recibe casos de «muchas familias del País Vasco» que se ponen en contacto con ellos, por ejemplo, por casos de «niños con problemas de aprendizaje a los que se les recomienda que se les dé clase en lengua materna y nadie hace caso».

La asociación Hablamos Español ha calificado de «maquiavélica» la futura Ley de Educación del Gobierno Vasco, ya que cree que se trata de «un proyecto de ingeniería social para sustituir la lengua de las familias por la lengua que al Poder más le interesa», y ha denunciado que no se va a «garantizar una enseñanza con oportunidades de aprendizaje para todos» porque «hay unos niños que estudian en su lengua materna» euskera y «otros a los que se discrimina y no pueden estudiar» en castellano. «Quiere que en los centros de enseñanza el español prácticamente desaparezca», ha insistido.

La Comisión de Educación del Parlamento Vasco ha acogido este martes la comparecencia de la portavoz de la asociación Hablamos Español , Gloria Lago, para valorar el proyecto de ley de educación del País Vasco que está tramitando la Cámara autonómica.

Lago ha criticado que la nueva Ley de Educación del Gobierno Vasco es «un proyecto de ingeniería social para sustituir la lengua de las familias de algunos niños, por la lengua que al Poder le interesa más».

Tras defender «la importancia de estudiar la lengua materna», ha denunciado que el proyecto de ley «intenta poner como eje central y vertebrador una lengua que no es la de los menores, cuando en cualquier democracia, el eje de cualquier ley es el bienestar del niño y su mejor forma de aprender, para formar a personas que tengan igualdad de oportunidades».

Asimismo, ha citado un trabajo hecho desde Hablamos Español con el que se denuncia que «estos últimos años se ha estado haciendo trampas para que los alumnos no puedan elegir el modelo A cuando lo desean». «El modus operandi siempre es el mismo: a la familia que pedía el modelo A se le dice que eran pocos, que no valía la pena, y después se enteran de que hay más niños del mismo colegio que querían estudiar el mismo modelo. También se utilizan expresiones tan xenófobas como: vas a estudiar con los negros o va a estar con los inmigrantes», ha afirmado.

La portavoz de la asociación ha asegurado que «expresiones de este tipo han ido disuadiendo a muchas personas» que han padecido una «enorme presión» en las familias, de forma que «muchísimas personas han decidido renunciar a su lengua materna».

«SE LO HAN CARGADO»

Lago ha afirmado que la Comunidad Autónoma vasca hace unos años, alrededor del año 2000, contaba con «un sistema que en principio funcionaba muy bien, porque se permitía a las familias que querían educar a sus hijos en euskera lo pudieran hacer, pero sin limitar los derechos de aquellos que preferían ser educados en español». «Tenían ustedes el mejor sistema de España y se lo han cargado. Les pediría que reflexionaran», ha añadido.

También ha criticado que en el texto legal, la palabra español no aparece mencionada y en el artículo cuatro, que es el que se refiere a las lenguas, la euskera aparece 16 veces y el español cero.

Además, ha subrayado que «no se exige el conocimiento de español a ningún profesor» y en cambio, se le va a pedir el perfil C1 de euskera a todo el profesorado y el mismo nivel para los profesores que enseñen en inglés, «pero el título de español parece que no les interesa en absoluto».

La portavoz de Hablamos Español ha señalado que la ley incluye «cuestiones que no responden a la realidad» como cuando afirma que se apuesta por «hacer posible que el conjunto del alumnado, con independencia del origen familiar, conozca al finalizar los estudios las dos lenguas oficiales al mismo nivel». «Ustedes pueden desear muchas cosas, pero eso es imposible, sobre todo cuando una de ellas está fuera de la educación», ha añadido, antes de defender que «el registro culto de un idioma se aprende en el colegio».

Además, ha dicho que «no es verdad» que con esta ley se vaya a «garantizar una enseñanza inclusiva y equitativa de calidad y a promover oportunidades de aprendizaje permanente para todas y todos». «Hay unos niños que estudian la lengua materna y otros a los que se discrimina y no pueden estudiar en ella. Las familias que tienen mayor poder adquisitivo pueden suplir ciertas carencias del colegio, pero los críos que son de familias con menos posibilidades económicas, sociales y culturales, lo tienen más difícil», ha destacado.

Asimismo, ha rechazado que exista un «tratamiento inclusivo y adecuado a la diversidad cultural y lingüística de las familias que llegan de fuera de la comunidad autónoma», ya que ha denunciado que el programa actual «somete a los chiquitos que acababan de llegar de otros países o del resto de España a una enseñanza intensiva en euskera, prescindiendo casi por completo de las demás asignaturas».

«Se les metía una especie de burbuja para que se integraran, en 36 meses en algunos casos. Ahora, ese programa ha desaparecido de la web, pero sabemos que se está implantando en algunos centros», ha denunciado.

MAQUIAVÉLICO

Para Lago, el proyecto de Ley de Educación es «maquiavélico» y cree que presenta «falta de empatía» porque su asociación recibe casos de «muchas familias del País Vasco» que se ponen en contacto con ellos, por ejemplo, por casos de «niños con problemas de aprendizaje a los que se les recomienda que se les dé clase en lengua materna y nadie hace caso».

«No sé qué clase de sociedad quieren ustedes hacer; cerrar las puertas a personas valiosas que podrían venir si tuvieran enseñanza en español para sus hijos», ha reprochado a los parlamentarios.

La portavoz ha asegurado que el proyecto de ley también busca que «en los centros de enseñanza el español prácticamente desaparezca» y sobre los proyectos lingüísticos, ha criticado que se deje a los centros de enseñanza que diseñen la presencia de las lenguas oficiales en la educación. «Esto ya se está poniendo en marcha en la Comunidad Valenciana, y allí lo que vemos es que genera una gran inseguridad jurídica», ha advertido.

Por último, ha rechazado que el Gobierno Vasco haya escuchado a toda la comunidad educativa para elaborar este proyecto de ley, y ha insistido en que para los padres «va a ser muy difícil poder acceder a dar su opinión en cuanto a la lengua de enseñanza, porque todo se hará desde los equipos directivos y los consejos escolares, por desgracia, están muy politizados».

En este sentido, ha criticado que la semana pasada llamó a un colegio de Durango para preguntar si podían dar lecto-escritura a un niño infantil en castellano, y ha señalado que la docente le contestó que «hablar de lengua materna es un término obsoleto y que si fuera en Inglaterra, no podrían tampoco aprender en español». «Como si en Inglaterra el español fuera lengua oficial. Es una pena que los docentes pongan por encima de todo su ideología», ha lamentado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad