abril 25, 2024
MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

¿Hay relación entre medicina reproductiva y depresión postparto?

Una pareja que enfrenta problemas de infertilidad tiene opciones de conseguir un embarazo con el uso de la medicina reproductiva. No obstante, a algunas personas les preocupa la posibilidad de sufrir de depresión postparto tras la realización de una técnica de reproducción asistida. Aquí te aclaramos cuál es el impacto que tiene la medicina reproductiva en las emociones tras el parto.

¿Puedo sufrir depresión postparto después de un tratamiento de reproducción asistida?

En la actualidad, la depresión postparto está considerada un problema de salud pública. Se calcula que un 15 % de la población en el mundo podría padecer este trastorno mental y conducir a peligrosas conductas como el suicidio o filicidio. En mifertilidad responden si es posible que se desencadene una depresión postparto en parejas que se someten a técnicas de reproducción asistida.

Es importante aclarar que los problemas emocionales son comunes en quienes no pueden concebir un hijo sin asistencia médica. Por otro lado, los procedimientos de reproducción asistida puede que no sean efectivos a la primera, así que quizás se necesite más de un intento para generar un embarazo. La frustración que genera el no poder concebir un bebé puede generar afectación emocional en la pareja.

Ahora bien, no es posible afirmar de manera categórica que la depresión postparto que pueda presentarse en pacientes asistidas con medicina reproductiva se derive de los procedimientos en sí mismos. Todo embarazo conlleva riesgos emocionales, incluso aquellos que se han logrado de manera natural.

Los tratamientos de reproducción asistida generan gastos económicos considerables e incertidumbre emocional en la pareja. Por eso, es necesario atender la salud mental de los involucrados, de manera que se pueda llevar a término el embarazo sin consecuencias psicológicas y emocionales para la pareja.

Entonces, ¿qué puede generar una depresión postparto?

No existe una causa directa y demostrable para justificar la aparición de la depresión postparto. Cualquier persona podría sufrir depresión tras el parto, mujeres u hombres. Sí, los hombres también pueden sufrir una depresión postparto, así que no hay que olvidar atender la salud mental del futuro papá.

Hay más riesgo de sufrir depresión postparto cuando existe disfuncionalidad familiar o de pareja, o si se ha diagnosticado antes una depresión u otra enfermedad mental. La falta de apoyo emocional y social durante el embarazo puede generar propensión a la depresión postparto, además de situaciones estresantes relacionadas con la gestación. Por otro lado, el factor hereditario también es determinante en la probabilidad de un diagnóstico de depresión postparto.

¿Cómo reconocer si sufro depresión postparto?

Si notas cambios en el estado de ánimo después de la llegada de tu hijo, es recomendable acudir a tu médico para evaluar tu salud mental. Algunas personas con depresión postparto pueden sentirse tristes casi todo el día, no sienten placer con las actividades cotidianas o aquellas que antes disfrutaban.

La depresión postparto se manifiesta con dificultad para la concentración y la toma de decisiones. Poca energía, sentimientos negativos como sentirse inútil como madre o padre, o culpa excesiva al cometer errores sin importancia. Dificultad para conciliar el sueño, angustia emocional e ideas recurrentes de suicidio. Si sientes alguno de estos síntomas, acude a una cita con tu médico tan pronto como puedas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad