julio 18, 2024
MÁS NOTICIAS

Mujeres de origen musulmán hacen deporte ocultas y sin presencia de hombres en Barcelona

Una hora y media antes de comenzar la actividad, la pista se prepara. Se despliega una gran lona que cubre las partes del espacio deportivo que quedan visibles desde la calle. Aunque con la pandemia se retrasó el inicio del proyecto ya se han sumado una veintena de mujeres en su mayoría musulmanas.

Una de las participantes es Aisha, que asegura: «Es una iniciativa muy buena porque nos da la oportunidad de hacer deporte a las mujeres que no nos pueden juntar con hombres».

Mennana también es asidua a estas clases. Para ella ha sido todo un descubrimiento. «Aquí te olvidas un poco de todo. Estás con otras mujeres, haces deporte y juegas y desde que vengo me encuentro mejor».

Otra de las participantes es Zamina, una de las más veteranas del grupo pero no por ello la menos activa. «A mi me agrada mucho caminar y como ya soy grande no voy al campo, así que vengo aquí, hago amigas y me lo paso muy bien. Si hubiera otro lugar, también iría».

El deporte no mixto surgió de la necesidad de ofrecer un servicio para un colectivo de mujeres del Raval que no disfrutaba de los espacios deportivos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad